10 habilidades esenciales de negociación para cerrar tratos con confianza

11 min de lectura
Anton Budon
9 de Noviembre de 2023
Última actualización: 9 de Noviembre de 2023
10 habilidades esenciales de negociación para cerrar tratos con confianza

El proceso de negociación presenta numerosos desafíos que pueden salvarse más fácilmente cuando se genera un ambiente de respeto y confianza. Dominar las principales habilidades de negociación te permitirá triunfar en el camino hacia cualquier acuerdo comercial que desees alcanzar.

A continuación, no solo te comentamos cuáles son las habilidades de negociación que deberías cultivar, sino también cómo desarrollarlas y aplicarlas al momento de cerrar negocios. Su uso te empujará un paso más hacia colaboraciones beneficiosas en el largo plazo.

FAQ

¿Cuáles son algunas tácticas de negociación que impulsan los cierres exitosos?

Algunas tácticas de negociación que impulsan los cierres exitosos son:

  • Escuchar activamente, más de lo que se habla.
  • Emplear el método del encuadre, que busca la mejor manera de plantear una situación como win-win.
  • Tener un plan B.
  • Clasificar tus prioridades.
  • Usar la metodología de anclaje que implica hacer la primera oferta para sentar las bases de la conversación.
  • Responder a las 5 Whys, o preguntas clave del problema a solucionar: qué sucede y por qué, y por qué sucede ese anterior por qué y, así, sucesivamente.

¿Qué habilidades debe poseer un buen negociador?

Las principales habilidades que debe poseer un buen negociador son las siguientes:

  • Empatía.
  • Comunicación efectiva.
  • Paciencia.
  • Creatividad.
  • Asertividad.
  • Colaboración..
  • Flexibilidad.
  • Autocontrol emocional.
  • Resolución de conflictos.
  • Gestión del tiempo.

¿Cómo se pueden desarrollar habilidades de negociación efectivas?

Las habilidades de negociación efectivas pueden desarrollarse mediante:

  • Educación y capacitación (libros, cursos y recursos en línea).
  • Práctica regular con ejercicios de simulación.
  • Retroalimentación de colegas o mentores.
  • Observación de negociadores hábiles.
  • Desarrollo de habilidades interpersonales, como la escucha activa, la comunicación asertiva y la empatía.
  • Autocontrol emocional.

¿Por qué es crucial la confianza en el proceso de negociación?

La confianza es crucial en el proceso de negociación porque:

  • Facilita la comunicación entre las partes.
  • Reduce la resistencia a las propuestas. 
  • Genera apertura a la hora de lograr un acuerdo.
  • Fomenta la colaboración.
  • Permite tomar riesgos calculados. 
  • Colabora en la construcción de relaciones a largo plazo.

¿Cuáles son las 5 etapas del proceso de negociación?

Las 5 etapas del proceso de negociación son:

  • Preparación: implica la investigación, la determinación de objetivos y los límites.
  • Presentación de argumentos y propuestas.
  • Cambio de información: se exploran opciones que permitan alcanzar una solución mutuamente beneficiosa.
  • Negociación: se hacen concesiones para llegar al acuerdo.
  • Cierre: se documenta y firma el trato.

¿Cuáles son las habilidades de negociación más importantes para cerrar acuerdos con seguridad?

No descuides tus habilidades de negociación, ya que de ellas puede depender el resultado del acuerdo, ya sea positivo o negativo. Algunas veces se subestima la importancia que la manera de gestionar las situaciones tiene en el desenlace final. Recuerda que triunfar va más allá del valor que puedas ofrecer, también debes prestar atención a la manera de hacerlo.

Si quieres obtener el mayor beneficio posible para tu empresa, es esencial que desarrolles tus habilidades para, así, cerrar tratos con confianza. Para ello, debes ser totalmente consciente de cuáles son las artes y las destrezas que deberías dominar para negociar con éxito. ¿Estás preparado? Toma nota de las habilidades de negociación a trabajar.

1. Empatía: escucha a tus interlocutores e intenta ponerte en su piel

Los conceptos negociación y persuasión van de la mano. Podría decirse que son las dos caras de una misma moneda, ya que no existe negociación sin persuasión por ambas partes. Si bien solo uno de los presentes saldrá vencedor, el secreto de un buen negociador es hacer sentir a su contrincante que, al final, ha salido ganando. Para ello, el primer paso es comprender las motivaciones, los deseos, las necesidades y las expectativas de la otra parte.

Escuchar activamente lo que tienen para decir, tomando nota mental de aquello que no se pronuncia, pero se deja entrever en los enunciados y, también, de la comunicación no verbal es vital para un cierre de negocios efectivo. Promueve un espacio casi de confidencias, alentando a las otras personas a continuar hablando. Realiza preguntas y resume lo que han comentado para asegurarte de que realmente entiendes la problemática o el deseo. Haz contacto visual, asiente con la cabeza y promueve, así, un intercambio respetuoso que, posteriormente, podrás usar en tu favor. Al fomentar un estado de confianza, te será más fácil negociar.

2. Comunicación efectiva: aprende a interactuar de manera respetuosa y competente con una meta clara

El respeto es la base de una buena comunicación y, de hecho, debería estar presente en toda interacción humana. Cuando la falta de consideración guía una conversación, difícil resulta llegar a un acuerdo que es, en última instancia, lo que buscas cada vez que te sientas a negociar. Por lo tanto, uno de los grandes consejos de negociación es comportarse de manera respetuosa, moderando las opiniones y empleando un tono de voz y un vocabulario acorde a lo esperado.

Desarrolla tus habilidades comunicativas en negociaciones para saber llevar una conversación hacia el terreno que más te conviene. Identifica puntos de interés común con tu interlocutor y utilízalos como punto de partida. De este modo, estarás construyendo un entorno de colaboración, en lugar de uno de confrontación. Por otro lado, sé claro al expresarte. Evita las ambigüedades, pues estas siembran desconfianza y malentendidos.

3. Paciencia: no quieras cerrar el trato inmediatamente

Una de las estrategias de negociación más valoradas es la conocida como “negociador reticente”. Aquella persona que no demuestra nerviosismo ni apuro por cerrar un trato está en mejores condiciones para negociar. Si lo piensas, tiene sentido. Esto no significa que esperes a que la otra persona te presente su propuesta. Algunos expertos en cierre de negocios sostienen que ser el primero en compartir una oferta incrementa el poder de negociación.

Ya sea que desees escuchar primero y ofertar después o a la inversa, te aconsejamos adoptar una postura relajada. Escucha más de lo que hablas y cuando lo hagas, exprésate de manera pausada. Mostrarte levemente desinteresado es una de las habilidades de negociación que deberías poner en práctica. Evita que tu cuerpo te traicione exteriorizando tu nerviosismo o un excesivo interés. Escoge bien tus palabras y emplea el subjuntivo para demostrar que aún no estás convencido de cerrar la negociación. Así, quizás obtengas más de lo que ya se ha hablado, solamente por ser paciente y no llegar a un acuerdo precipitado.

  

      ¿Necesitas un software con etapas de venta?   

          Prueba Bitrix24   

4. Creatividad: encuentra soluciones fuera de la caja

En algunos casos, las soluciones tradicionales pueden no ser suficientes para satisfacer las necesidades de ambas partes, y es aquí donde la creatividad entra en juego. Al pensar fuera de la caja, puedes encontrar enfoques innovadores que sorprendan a tus interlocutores y generen un mayor nivel de confianza en la negociación.

Para negociar con éxito, deberías ser capaz de ver oportunidades donde otros solo ven obstáculos. Considera perspectivas innovadoras y, quizá, puedas identificar posibilidades únicas que se alineen con tus intereses y los de la otra empresa. Cultiva tu creatividad regularmente mediante cursos y simulaciones para ser capaz de demostrar tu pensamiento lateral durante las negociaciones. Así, te ganarás la confianza de los presentes y reflejarás tu compromiso para alcanzar un acuerdo.

5. Asertividad: defiende tus intereses sin agresividad ni pasividad

Para cerrar tratos con confianza, deberías ser capaz de mantenerte firme en lo que deseas y necesitas, siempre respetando a los demás. La asertividad es una de las grandes habilidades de negociación, ya que sin ella resulta prácticamente imposible obtener un acuerdo mutuamente beneficioso. Esta capacidad te permite defender tus derechos, empatizando con lo que afecta a los demás. Sin lugar a dudas, al entender las preocupaciones y las perspectivas de tu contraparte, puedes encontrar puntos en común y soluciones que os beneficien a ambos. Esto fortalece la confianza en la negociación, ya que ambas partes sienten que sus intereses están siendo considerados.

Asimismo, la asertividad te permite establecer límites claros, expresar tus necesidades de manera efectiva y, al mismo tiempo, mantener un ambiente de respeto y cooperación. Al combinar la asertividad con la creatividad, como hemos mencionado previamente, puedes desarrollar un conjunto sólido de habilidades de negociación para alcanzar acuerdos recíprocamente ventajosos. Sin lugar a dudas, la asertividad te ayudará a poner en práctica cualquiera de las múltiples técnicas de cierre de acuerdos, como la técnica de encuadre, de manera exitosa.

6. Colaboración: enfócate en el valor que ambas partes obtendrán al cerrar el acuerdo

La perspectiva centrada en el valor, entendida como la búsqueda de un acuerdo que no solo resuelva las necesidades de una parte, sino que también brinde valor añadido a la otra, es una de las técnicas de cierre de acuerdos más extendidas. La única forma de cerrar tratos con confianza es evitando que exista un sometimiento o un abuso de poder de un interlocutor sobre otro. Cuando uno siente que el acuerdo no es justo, más cerca está el mismo de tambalearse y, por último, fracasar.

Por este motivo, la mentalidad colaborativa es una de las habilidades de negociación que deberías pulir. No pienses en esta circunstancia como una simple competencia, sino como una oportunidad de colaboración. Reconoce que ambas partes tienen objetivos, intereses y necesidades diferentes, y busca activamente formas de satisfacerlos de manera equitativa. Trabaja en conjunto para el beneficio en común. Aunque no lo creas, esta forma de visualizar la negociación puede incrementar la posibilidad de identificar oportunidades para la expansión y el crecimiento a largo plazo. No se trata solo de cerrar un trato, sino de construir relaciones duraderas y mutuamente beneficiosas que redunden en mayores colaboraciones en un futuro.

7. Flexibilidad: adáptate a los cambios

Uno de los consejos de negociación más repetidos es que siempre debes estar preparado para pivotar. Una negociación efectiva no es aquella en la que consigues todo lo que te propones, sino aquella en la que se logra una conexión verdadera que solventa las necesidades de ambos negociadores. Ser flexible, entonces, implica estar dispuesto a considerar nuevas ideas, ajustar estrategias y modificar condiciones cuando fuera necesario para alcanzar un acuerdo.

Ser extremadamente rígido y apegarte de manera inapelable a tus demandas iniciales puede llevarte a perder oportunidades valiosas. En cambio, al mostrarte abierto a cambios, puedes adaptarte a las dinámicas cambiantes de la negociación. Demuestra que tienes voluntad de colaborar y comprometerte en beneficio mutuo. Compensa al otro si ha hecho un sacrificio. Edifica, así, la confianza que te facilitará negociar con éxito un acuerdo equitativo.

8. Autocontrol emocional: no dejes que tus emociones entorpezcan la negociación

Las emociones pueden entorpecer una negociación debido a la presión, el conflicto o la frustración. Por eso, tener un buen autocontrol emocional es una de las habilidades de negociación más valoradas. Poder manejar y regular tus emociones te permite mantener la calma y la objetividad, incluso en situaciones desafiantes.

Si deseas construir la confianza de la otra parte, no lo dudes: el autocontrol emocional transmite confianza y profesionalismo. Merece la pena mencionar, también, que así podrás enfocarte en la resolución de problemas con una mente despejada. Deja la impulsividad de lado para, mejor, pensar estratégicamente, una variable esencial al hablar de negociación y persuasión.

9. Resolución de conflictos: aborda las discusiones de manera constructiva

Las diferencias de opinión y los desacuerdos son habituales entre las partes involucradas. Ahora bien, la forma en la que tú manejes estas situaciones puede marcar la diferencia en la construcción y el mantenimiento de relaciones sólidas y productivas. En primer lugar, la tranquilidad en las discusiones te presenta como un profesional confiable y transmite una imagen de serenidad que puede influir a tu favor.

Siempre que sea necesario, respira profundo para conseguir centrarte. Presenta argumentos lógicos de manera convincente. En segundo lugar, te sentirás más confiado en ti mismo si eres capaz de mantener la compostura ante cualquier circunstancia. Céntrate en posibles soluciones en lugar de culpar al otro. Comprende las diferentes perspectivas y llega a acuerdos que satisfagan a todas las partes involucradas. Una mentalidad orientada a las soluciones es una de las mejores estrategias de negociación existentes.

10. Gestión del tiempo: garantiza el avance efectivo de la negociación

La última de las habilidades de negociación imprescindibles para un cierre de negocios efectivo es la gestión del tiempo. Cada minuto cuenta y, por eso, deberías desarrollar tu capacidad para evitar dilaciones innecesarias y guiar el pulso de la conversación. No solo eso. También, tendrías que pulir tu capacidad de análisis y toma de decisiones para poder responder a la brevedad y de manera beneficiosa para tu empresa en situaciones de estrés.

Sin lugar a dudas, una óptima gestión del tiempo demuestra tu profesionalismo y el respeto por tus interlocutores. No estás dispuesto a perder horas en discusiones sin sentido y eso impulsa el avance continuo hasta el acuerdo final. Establecer plazos límite para cada etapa de la negociación puede ayudarte a mantener el enfoque y acelerar el proceso de toma de decisiones. Asimismo, el control de esta habilidad te permite saber cuándo es mejor tomar un descanso para evitar el estancamiento de las negociaciones y, también, tomar decisiones sin la suficiente claridad mental. Cerrarás el proceso como un profesional seguro de sí mismo, concentrado y digno de confianza.

Desarrolla tus habilidades de negociación y sorpréndete con los resultados

La negociación es mucho más que un simple intercambio de términos y condiciones; implica verdadera colaboración entre las partes. Por supuesto, no está exenta de desacuerdos; no obstante, lejos de ser obstáculos, deberías considerarlos oportunidades para eliminar lo que no funciona y encontrar soluciones novedosas. En este sentido, el desarrollo de habilidades de negociación se convierte en una estrategia clave para el cierre de negocios exitosos.

Al perfeccionarlas, podrías enfrentar desafíos con confianza y emplear técnicas de cierre de acuerdos diseñadas para el éxito. Inspirarás respeto y, así, crearás un ambiente propicio para el trabajo en equipo y la resolución de problemas. Eleva tus habilidades comunicativas en negociaciones, intenta comprender a quien tienes enfrente y mantén siempre la calma. Piensa fuera de la caja y tómate el tiempo necesario para obtener los mejores beneficios posibles. Defiende tus intereses, sin dejar de lado aquellos de tu interlocutor. Gestiona eficientemente el tiempo. Sé flexible y no olvides mantener un fuerte compromiso con la honestidad y el comportamiento ético durante todo el proceso de negociación para generar confianza con la otra parte. ¿Estás preparado para sorprenderte de lo fácil que es cerrar un trato?

Lo Más Destacado
10 consejos profesionales sobre cómo tratar con compañeros de trabajo difíciles
10 mejores programas de contabilidad para pequeñas empresas
Las 10 mejores alternativas a Canva con plantillas para tus diseños
10 Herramientas esenciales para la gestión del tiempo
¿Qué es un plan de contingencia? 7 pasos para una planificación de contingencia sólida para tu empresa
Contenido
FAQ ¿Cuáles son algunas tácticas de negociación que impulsan los cierres exitosos? ¿Qué habilidades debe poseer un buen negociador? ¿Cómo se pueden desarrollar habilidades de negociación efectivas? ¿Por qué es crucial la confianza en el proceso de negociación? ¿Cuáles son las 5 etapas del proceso de negociación? ¿Cuáles son las habilidades de negociación más importantes para cerrar acuerdos con seguridad? 1. Empatía: escucha a tus interlocutores e intenta ponerte en su piel 2. Comunicación efectiva: aprende a interactuar de manera respetuosa y competente con una meta clara 3. Paciencia: no quieras cerrar el trato inmediatamente 4. Creatividad: encuentra soluciones fuera de la caja 5. Asertividad: defiende tus intereses sin agresividad ni pasividad 6. Colaboración: enfócate en el valor que ambas partes obtendrán al cerrar el acuerdo 7. Flexibilidad: adáptate a los cambios 8. Autocontrol emocional: no dejes que tus emociones entorpezcan la negociación 9. Resolución de conflictos: aborda las discusiones de manera constructiva 10. Gestión del tiempo: garantiza el avance efectivo de la negociación Desarrolla tus habilidades de negociación y sorpréndete con los resultados
También te puede interesar
Blog
Webinars
Glosario

Free. Unlimited. Online.

Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más.

Empezar gratis
También te puede interesar
7 ventajas de un software de centro de contacto en la nube
7 ventajas de un software de centro de contacto en la nube
10 min de lectura
La Gestión de Datos y su Poder Transformador en las Empresas
La Gestión de Datos y su Poder Transformador en las Empresas
10 min de lectura
Manteniendo la Competitividad: Adaptándose a los Cambios Tecnológicos y las Tendencias de consumo
Manteniendo la Competitividad: Adaptándose a los Cambios Tecnológicos y las Tendencias de consumo
12 min de lectura