¿Qué es la cultura de equipo en el trabajo? 7 secretos para construir un equipo fuerte

10 min de lectura
Anton Budon
26 de Abril de 2023
Última actualización: 25 de Abril de 2023
¿Qué es la cultura de equipo en el trabajo? 7 secretos para construir un equipo fuerte

En el pasado, las empresas centraban sus esfuerzos en el desarrollo de la cultura organizacional. Sin embargo, hoy en día, se ha producido un cambio en la mentalidad y se ha comenzado a valorar más la importancia de la creación de una cultura de equipo. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque se ha demostrado que es un aspecto fundamental en cualquier compañía que busca mejorar la productividad, el compromiso y la satisfacción de su equipo laboral. Sin una cultura saludable, pueden aparecer comportamientos tóxicos que podrían derivar en el fracaso de los proyectos. 


Por eso, construir una cultura de trabajo en equipo sólida y positiva debe ser una prioridad para cualquier empresa. Es fácil decirlo, pero ¿cómo pueden los líderes y los miembros del equipo crear una cultura organizacional que les permita sentirse valorados y motivados para dar lo mejor de sí mismos cada día? Estás en el lugar indicado porque te presentaremos siete secretos para cimentar tu equipo de trabajo y llevar a tu empresa al próximo nivel.


FAQ



¿Qué es la cultura de equipo?

La cultura de equipo es el conjunto de valores, comportamientos, prácticas de trabajo y creencias compartidas por los miembros de un equipo para lograr su objetivo. Se refleja en las interacciones dentro del grupo y, por lo tanto, sobre ella repercuten las acciones individuales y colectivas.

¿Cómo crear una cultura de trabajo en equipo?

Para crear una cultura de trabajo en equipo, es importante:
  • Definir los valores y objetivos compartidos. 
  • Fomentar la comunicación abierta y la colaboración. 
  •  Establecer procesos claros. 
  • Promover el compromiso de los miembros del equipo. 
  • Generar retroalimentación constante. 
  • Reconocer los logros.

¿Qué define a un buen equipo?

Un buen equipo se define por su capacidad para trabajar de manera colaborativa, su compromiso con un objetivo común y la diversidad de habilidades y perspectivas de sus miembros. La comunicación efectiva, el respeto mutuo, la confianza y la capacidad para resolver conflictos son también factores clave para el éxito.

¿Cuáles son los tipos de cultura organizacional?

Los 4 principales tipos de cultura organizacional son de:
  • Clan: orientada a la colaboración y el trabajo en equipo. 
  • Adhocracia: valora la innovación y la adaptabilidad a los cambios. 
  •  Mercado: prioriza la competitividad y el logro de resultados 
  • Jerarquía: se enfoca en la autoridad y el control.


¿Cómo construir un equipo de trabajo sólido?


¿Te has planteado alguna vez cómo es tu equipo laboral ideal? Seguramente, estés imaginando un grupo en el cual todos los miembros trabajen en colaboración para alcanzar un objetivo en común. Asimismo, es posible que estés pensando en empleados satisfechos, motivados y felices, que decidan continuar con tu empresa durante mucho tiempo. Para cumplir este deseo, debes enfocarte en la cultura de equipo, el elemento fundamental para crear un entorno laboral productivo, donde cada individuo se sienta reconocido y empoderado para esforzarse al 100 %.

Si no sabes por dónde comenzar a crear el equipo laboral que deseas, quédate tranquilo porque a continuación abordaremos los mejores consejos para desarrollar una cultura de trabajo en equipo. Sigue los siguientes pasos uno a uno y verás cómo en un futuro cercano tu empresa se beneficiará de equipos sólidos que lucharán contra los desafíos para llevar a tu empresa a la cima del éxito.


1. Define el objetivo del equipo de trabajo


Definir el propósito compartido es un importante primer paso para construir una cultura de equipo productiva. Sin un objetivo en común, el grupo puede sentir que no están trabajando en la misma dirección e, incluso, no entender por qué deben llevar a cabo las tareas asignadas. Presta especial atención al momento de definir la meta, ya que un objetivo deficiente podría tener un efecto tan devastador como carecer del mismo.

Los expertos proponen reflexionar en conjunto sobre el propósito general. De este modo, todos los miembros del equipo se sentirán comprometidos con el mismo. Ahora bien, no es suficiente con simplemente definirlo, sino que el mismo debe conectarse con acciones concretas desde el principio. Así, ayudarás a tus trabajadores a comprender cómo sus esfuerzos y prácticas individuales se interconectan con el propósito general.


2. Redacta los valores y el código de conducta del equipo de trabajo


Si la cultura de equipo no está bien establecida desde un inicio, puede tener diferentes interpretaciones por parte de los miembros del equipo. Por ello, deberías sentar sus bases por escrito. Esto implica escribir los valores que regirán la convivencia y, también, un código de conducta que recoja los estándares éticos esperados. ¿Quieres fomentar el trabajo en equipo? Pues, entonces, reúne a todos los miembros y haz que participen de la declaración de la cultura de equipo. De este modo, te asegurarás de que cada uno de ellos contribuya a dar forma a un entorno laboral positivo que les permita sentirse cómodos, motivados y protegidos. 

Al fin y al cabo, una buena cultura de trabajo en equipo refleja al grupo como conjunto. ¿Hay mejor manera, entonces, de aprovechar la energía colectiva que generando un espacio abierto para la lluvia de ideas? Deja que expongan sus propuestas en común y guíales para que entre todos puedan redactar los valores y el código de conducta grupal. Una vez finalizado el documento, guárdalo en la base de conocimientos de tu empresa para que todos tengan acceso. Si aún no tienes una, ha llegado el momento de que investigues al respecto. El código de conducta no solo debe ser conocido y respetado por todos los miembros de tu equipo de trabajo, sino que debe ser fácilmente consultable en cualquier momento y desde cualquier lugar. Esto solo es posible a través del uso de una plataforma que ofrezca almacenamiento en la nube, como Bitrix24.


3. Establece la forma de trabajar en conjunto


Cada individuo tiene necesidades, deseos y, asimismo, diferentes ideas de cómo trabajar en equipo. En este punto, diseñar una cultura de equipo, compartirla y fomentarla es la mejor manera de determinar qué está permitido y qué no. Básicamente, se definen los límites que regulan las interacciones y permiten que cada miembro del equipo dé lo mejor de sí de manera respetuosa y colaborativa. Aclarar las prácticas de trabajo aceptadas será beneficioso para construir un grupo feliz y productivo. En general, los trabajadores aprecian la posibilidad de desempeñar sus funciones de manera autónoma. La confianza depositada les motiva para esforzarse y entregarse totalmente a cada tarea. No obstante, esta autonomía debe mantenerse siempre alineada al objetivo en común. 


Podría decirse que una de tus funciones es alinear el trabajo individual con el colectivo. Investiga cuáles son las áreas de conflicto dentro de tu equipo y busca soluciones. ¿Cómo podrían evitarse estos problemas? Establece el tono de la comunicación esperado entre colegas y, también, el medio a emplear para cada intercambio. Implementa un software para la gestión de tareas que permita asignar responsabilidades eficientemente, controlar los avances y verificar el desempeño tanto grupal como individual. Así, podrás minimizar los riesgos que podrían afectar a la cultura del equipo en el mediano y largo plazo. 


4. Fomenta la confianza y el respeto mutuo


Una cultura de trabajo en equipo positiva se sustenta en dos pilares fundamentales: la confianza y el respeto mutuo. Cuando uno de estos elementos falla, trabajar en equipo puede convertirse en una verdadera pesadilla. No obstante, generar confianza y respeto entre los miembros del equipo va mucho más allá de establecer valores, redactar un código de conducta o acordar prácticas laborales aceptadas. Implica crear un ambiente en el que las personas se sientan cómodas compartiendo sus inquietudes, ofreciendo ayuda y contribuyendo activamente a la cultura cotidiana del equipo. Para lograrlo, a veces es necesario invertir en acciones de construcción de equipo. Estas actividades pueden fomentar la confianza en los demás a través de juegos y otras iniciativas. 

Además, el respeto y la confianza están estrechamente relacionados: no pueden existir uno sin el otro. Cuando falta el respeto, la confianza se debilita. Es importante trabajar diariamente para crear un espacio en el que todos puedan comunicarse abierta y honestamente, fomentando la escucha activa y la empatía, y capacitando a los miembros del equipo para que también las pongan en práctica. Una buena opción para establecer las bases del trabajo en equipo es utilizar la técnica Life Map. Consiste en pedir a cada miembro que dibuje un mapa de su vida, plasmando los hitos y las situaciones significativas para ellos. Al compartir estos mapas, los compañeros pueden conocerse mejor, lo que facilita la empatía y la colaboración.


5. Desarrolla un entendimiento compartido dentro de la cultura de equipo


Tómate el tiempo necesario para alinear los valores y los comportamientos, y asegurarte de que todos sigan el mismo rumbo. Solo así podrás construir una cultura de equipo sólida que se mantenga a través de los desafíos, los cambios y el paso del tiempo. ¿Sabías que aquellos equipos que se entienden entre sí son más capaces de abordar los problemas, apoyarse mutuamente y permanecer motivados y productivos? Para lograr esto, es fundamental que cada trabajador asimile su rol y los roles de los compañeros, y cómo las decisiones y las acciones propias pueden afectar a los demás y, por ende, a la consecución del objetivo del equipo. 


Teniendo en cuenta que los equipos se componen de individuos, su gestión puede ser complicada. Por esta razón, es importante explorar cómo las diferentes personas podrían contribuir al trabajo en equipo y cómo podrían trabajar mejor juntos. Aborda, también, cómo se pueden afrontar los conflictos y cómo cada persona puede impactar positivamente en el grupo desde su lugar. Invita a los miembros del equipo a discutir estos puntos y a profundizar la comprensión de las dinámicas personales y de grupo; así, será más sencillo alinear a los trabajadores en pos de una verdadera cultura de trabajo en equipo.




¿Buscas cómo construir un equipo fuerte?

Regístrate en Bitrix24

Probar Gratis




6. Cultiva la mutua apreciación


Mostrar aprecio por los demás como profesionales y seres humanos es una parte vital de una cultura de equipo saludable. Los empleados que se sienten escuchados y valorados suelen estar mejor conectados con los demás. Esto repercute de manera directa en la conformación de un buen equipo laboral. Como líder, deberías implementar diferentes actividades que colaboren en incrementar la apreciación mutua. Brindar retroalimentación a los diferentes miembros del equipo, resaltando sus puntos fuertes y lo que han hecho bien, es una manera eficaz de aumentar la autoestima y de crear vínculos. ¿Qué te parecería organizar una reunión donde todos puedan recibir comentarios positivos de parte de sus compañeros? No es necesario que estos se verbalicen, podrían igualmente presentarse por escrito para evitar situaciones incómodas. 


Algunos especialistas en construcción de cultura de trabajo en equipo aconsejan utilizar los tests de personalidad para reconocer los propios rasgos y, a la vez, ser conscientes de aquellos de los compañeros. Esto facilita la comprensión de las motivaciones y el nacimiento de la empatía. Por último, los programas de reconocimiento pueden ser de gran valor en este punto. Contribuye a una cultura de equipo positiva a través de premios como los bonus económicos o regalos específicos, tiempo libre o menciones en el newsletter de la compañía. En Bitrix24, puedes, además, otorgar insignias como reconocimiento a los empleados. ¿No te parece una gran idea?


7. Haz que todos disfruten del trabajo en equipo


Pasarlo bien durante el horario laboral no tiene por qué ser una utopía. De hecho, cuando se logra establecer una cultura en equipo saludable, las personas desarrollan lazos positivos y disfrutan del tiempo compartido. Se divierten con sus tareas y sus roles. Por supuesto, pueden presentarse días negativos, pero en general la sensación de los trabajadores es de motivación frente a la perspectiva de trabajar en equipo.  Llevar a cabo reuniones regulares para conversar sobre los avances de los diferentes proyectos permite mantener vivas las relaciones construidas entre los miembros del equipo. 


Juntarse una vez cada dos semanas o al mes para, simplemente, disfrutar de un café en comunidad, distiende el ambiente y cimienta los lazos. Organiza encuentros formales e informales, tanto en persona como virtuales. En este último caso, puedes emplear un software de videollamadas como Bitrix24 para permitir que todos los miembros del equipo híbrido o remoto se vean mientras conversan. Recuerda: un equipo verdaderamente productivo se compone de personas que disfrutan de lo que hacen y de con quién lo hacen. La creación de una cultura de equipo beneficiosa y la promoción de relaciones positivas entre los miembros del equipo no solo mejorará el ambiente laboral, sino que también aumentará la motivación y la productividad en el trabajo.


Refuerza la cultura de equipo en tu empresa y triunfa


Construir una cultura de equipo duradera no es un proceso que se lleve a cabo de la noche a la mañana. Sin embargo, esto no significa que no se puedan tomar medidas hoy mismo para mejorar el trabajo en equipo en tu organización. Ser honesto sobre lo que se necesita mejorar, definir la cultura ideal y tomar medidas prácticas son excelentes maneras de empezar.

Busca generar una cultura de trabajo en equipo donde todos compartan los valores, basen su comportamiento en el respeto y la confianza, y se sientan escuchados y valorados. Verás cómo estas modificaciones mejoran la motivación, la productividad y la satisfacción generales. Para ello, los gerentes y los líderes de cada equipo deben enfocar sus esfuerzos en fomentar la igualdad, la contribución y la empatía en las reuniones y en la dinámica grupal. 

En resumen, fomentar una cultura de trabajo en equipo es clave para lograr una mayor eficiencia y cohesión en tu equipo laboral. Así, se creará un entorno de trabajo más satisfactorio para todos que, en última instancia, empujará a tu negocio a la cima del éxito.


Lo Más Destacado
10 consejos profesionales sobre cómo tratar con compañeros de trabajo difíciles
10 mejores programas de contabilidad para pequeñas empresas
Las 10 mejores alternativas a Canva con plantillas para tus diseños
10 Herramientas esenciales para la gestión del tiempo
¿Qué es un plan de contingencia? 7 pasos para una planificación de contingencia sólida para tu empresa
Contenido
FAQ ¿Qué es la cultura de equipo? ¿Cómo crear una cultura de trabajo en equipo? ¿Qué define a un buen equipo? ¿Cuáles son los tipos de cultura organizacional? ¿Cómo construir un equipo de trabajo sólido? 1. Define el objetivo del equipo de trabajo 2. Redacta los valores y el código de conducta del equipo de trabajo 3. Establece la forma de trabajar en conjunto 4. Fomenta la confianza y el respeto mutuo 5. Desarrolla un entendimiento compartido dentro de la cultura de equipo ---------------------- ¿Buscas cómo construir un equipo fuerte? 6. Cultiva la mutua apreciación 7. Haz que todos disfruten del trabajo en equipo Refuerza la cultura de equipo en tu empresa y triunfa
También te puede interesar
Blog
Webinars
Glosario

Free. Unlimited. Online.

Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más.

Empezar gratis
También te puede interesar
Marketing efectivo: ¿Cómo crear contenido para clientes fieles?
Marketing efectivo: ¿Cómo crear contenido para clientes fieles?
10 min de lectura
Manteniendo la Competitividad: Adaptándose a los Cambios Tecnológicos y las Tendencias de consumo
Manteniendo la Competitividad: Adaptándose a los Cambios Tecnológicos y las Tendencias de consumo
12 min de lectura
Optimiza Tu Marketing: La Sinergia Perfecta entre Bases de Datos y CRM
Optimiza Tu Marketing: La Sinergia Perfecta entre Bases de Datos y CRM
9 min de lectura