Liderazgo ético: 7 consejos para equilibrar valores y objetivos empresariales

20 min de lectura
Anton Budon
8 de Febrero de 2024
Última actualización: 19 de Febrero de 2024
Liderazgo ético: 7 consejos para equilibrar valores y objetivos empresariales

Ser gerente o presidente de una compañía no es lo mismo que ser un verdadero líder. Mientras el primero dirige, el segundo, además, inspira. ¿Cuál de estos roles deseas asumir? Seguramente, el segundo y, por eso, necesitas comprender qué es el liderazgo ético y cómo lo puedes aplicar en tu compañía. 

El liderazgo ético es la práctica de demostrar un comportamiento adecuado e intachable, tanto en el ámbito empresarial como personal. Los líderes que asumen esta forma de actuar tienen como lema "hacer lo correcto, incluso cuando se presentan dificultades para ello". Básicamente, la ética en el liderazgo se evidencia en palabras, pero sobre todo en acciones. El objetivo es tomar decisiones que mantengan el equilibrio entre los intereses de los diferentes stakeholders y la salud financiera del negocio.

Como líder, deberías preocuparte de crear valor para la empresa y, a su vez, cuidar tus responsabilidades hacia los clientes, los empleados y los inversores. Se trata de un constante desafío en la búsqueda del estatus quo. De cara a los clientes y empleados, deberías considerar variables como derechos, deberes, mejores prácticas y bienestar; sin olvidar los deberes fiduciarios hacia los inversores que incluyen la información, la lealtad, el cuidado y la obediencia. Por supuesto, la empresa también debería contribuir positivamente a la sociedad y el medioambiente bajo tu liderazgo. Nada sencillo, ¿verdad? 

A continuación, compartiremos contigo las mejores estrategias de liderazgo ético para que puedas comenzar a ponerlas en práctica hoy mismo.

1. Define y alinea los valores de liderazgo y la cultura empresarial

El liderazgo ético es, de forma sencilla y clara, un liderazgo basado en valores. Y estos deben verse totalmente reflejados en la visión organizacional. Para ello, como líder debes preguntarte en primer lugar qué es lo que realmente importa para ti. ¿Continúas atesorando los valores con los que fuiste criado o estos se han modificado a lo largo del tiempo? Toma en consideración los cambios del contexto y, también, el entorno empresarial. Analiza qué valores se alinean totalmente con tus pensamientos y tu forma de actuar. Busca la autenticidad para que sea más sencillo adherirte a ellos y liderar con el ejemplo.

Los principios del liderazgo moral deberían contribuir a alcanzar la misión del negocio. De hecho, si deseas que realmente impulsen el éxito, tendrías que ser capaz de demostrar cómo adherirse a ellos aportará beneficios para la empresa. Ahora bien, imponer valores resulta una misión imposible. Por eso, no hay mejor opción que contratar profesionales que compartan los mismos pilares. 

El proceso de captación de personal por parte del Departamento de Recursos Humanos debería centrarse también en este aspecto, más allá de la experiencia y el conocimiento. De este modo, contribuirás a una mayor unión dentro de la organización, además de asegurar un alineamiento total entre los valores y la cultura empresarial. Lo mismo vale para la elección de socios, proveedores, consultores, colaboradores e, incluso, clientes: la unión que genera compartir valores favorece las relaciones mutuamente beneficiosas a largo plazo. 

¿Estás buscando un software para organizar las tareas empresariales?

Prueba gratis Bitrix24

2. Trabaja regularmente a favor de la integración de la ética en los negocios

En el marco del liderazgo basado en valores, la integración de la ética en los negocios va más allá de un acto puntual: es un compromiso constante, una manera de ver el mundo y de interactuar con él. No se trata de plantear en un documento los principios del liderazgo moral y olvidarse de ellos, sino de trabajar día a día, de manera ardua, para que los valores se vivan dentro de la organización. Los líderes éticos cuidan que cada acción se alinee con los valores organizacionales. Cada decisión, desde aquellas estratégicas hasta las cotidianas, se evalúa para asegurar dicha coherencia, aun cuando deban enfrentarse a situaciones de tensión mientras intentan equilibrar los intereses de los diversos stakeholders y mantener al mismo tiempo la integridad. 

Así, es fácil comprender que la toma de decisiones éticas en el liderazgo puede ser exigente. Por ejemplo, supón que tus empleados señalan que el producto que estás a punto de lanzar no respeta al 100 % el valor de “sustentabilidad”. Si emplearas el liderazgo ético, tomarías en cuenta sus opiniones y retrasarías el lanzamiento, priorizando los valores por sobre las ganancias inmediatas. 

Para que el modelo triunfe, es imprescindible la revisión y la evaluación del impacto de cada decisión, por pequeña que sea, no solo a nivel del éxito del negocio, sino, y principalmente, de cara a la construcción de una cultura empresarial ética de la cual tanto tú como líder, como tu plantilla, podáis enorgulleceros. Esta forma de trabajar moldea la reputación de la compañía y repercute en la percepción del público, tanto interno como externo. De hecho, los especialistas en ética empresarial sostienen que debería fomentarse la inclusión del personal en la toma de decisiones para fortalecer el compromiso ético. Por supuesto, para ello es imprescindible una cultura empresarial basada en la transparencia y la comunicación bidireccional.

3. Promueve la transparencia y la comunicación abierta

Muchas de las estrategias de liderazgo ético están interrelacionadas entre sí. Este es el caso de la transparencia y la comunicación con la integración de la ética en los negocios. Los líderes éticos no solo promueven la toma de decisiones éticas a lo largo de la organización, sino que también reconocen la importancia de compartir información clara y accesible con todos los niveles de la empresa. Esta transparencia fortalece la confianza y el compromiso del equipo. Se minimizan así los rumores que tanto daño generan al clima laboral y, por ende, se incrementa la satisfacción de los empleados.

Pero eso no es todo. La transparencia se cimienta de la mano de la comunicación. Los líderes se aseguran de que toda la plantilla conozca exactamente la visión, los objetivos y los valores del negocio, el rumbo a seguir y cómo se espera que lo hagan. Plantear las expectativas y las responsabilidades desde un principio rebaja el nivel de estrés y le permite a cada trabajador desempeñarse de manera más eficiente y productiva. Para ello, es esencial crear un espacio de comunicación bidireccional, donde no solo se reciban mensajes de la cúpula directiva, sino también sea posible brindar retroalimentación. La cohesión entre los valores de liderazgo y la cultura empresarial fomentan un ambiente de apertura. Las opiniones, las preocupaciones y las sugerencias son bien recibidas porque permiten tomar decisiones más informadas y éticas. Y eso es, justamente, lo que deseas.

7 consejos para equilibrar valores y objetivos empresariales

4. Incentiva la responsabilidad individual y colectiva como la base de la ética empresarial

Una de las claves de la implementación del liderazgo ético en la empresa es empoderar a los trabajadores para que asuman la responsabilidad de sus acciones y, de esta manera, contribuyan a la construcción de una cultura empresarial ética. Para ello, deberías fomentar la autonomía diaria. Olvida la microgestión y confía en el criterio de tus empleados. Bríndales la confianza que necesitan para desarrollarse y sentirse parte activa de la toma de decisiones éticas en el liderazgo. Por supuesto, para que la alineación entre los valores y los objetivos sea realmente palpable, establece expectativas sobre comportamientos y responsabilidades. Al fin y al cabo, como ya hemos visto, cada acción debe estar guiada por pautas específicas. 

Ahora bien, no solo es importante que cada profesional se responsabilice de sus actos, también deberías abogar por un entorno en el que cada equipo de trabajo colabore para que las metas se alcancen respondiendo a los estándares éticos de la empresa. Posiblemente, necesites reconocer y recompensar los comportamientos éticos, mientras que quienes lleven a cabo acciones no éticas deberían enfrentarse a las consecuencias. Con dedicación, edificarás una cultura donde los colegas se apoyen mutuamente, ayudando a mantener la integridad empresarial en todo momento. 

5. Invierte regularmente en capacitación ética para ti y la plantilla 

El mercado cambia con voraz rapidez y, en este entorno, tomar decisiones ágiles se vuelve una capacidad vital para los líderes. Sin embargo, dicha necesidad de respuesta inmediata puede hacer que los valores organizacionales se tambaleen. Un liderazgo ético debería ser capaz de mantenerse firme, sin importar los desafíos a los que se enfrentase. Para ello, la respuesta es simple: capacitación regular que no se limite a la teoría; por el contrario, debería centrarse en la práctica. La aplicación de los valores a la toma de decisiones éticas en el liderazgo puede abordarse a través de escenarios simulados, discusiones, lluvias de ideas y estudios de casos. Asimismo, podrías escuchar pódcast y leer nueva bibliografía sobre la ética en el liderazgo para mantenerte actualizado. 

La capacitación ética también cumple un rol vital para la plantilla porque la ética va más allá de cumplir con las normas. Es una forma de actuar que repercute en el día a día de la empresa y en la propia cultura organizacional. Por lo tanto, los empleados tendrían que recibir formación teórica y práctica. Deberían obtener herramientas que les permitieran navegar diversos conflictos éticos de manera exitosa, siempre respetando los valores organizacionales. Estas sesiones deberían llevarse a cabo de forma regular, ya que continuamente surgen nuevos desafíos. En conclusión, se trata de una inversión que te reportará grandes beneficios a mediano y largo plazo, al facilitar la construcción de un entorno laboral ético y sostenible.

7 consejos para equilibrar valores y objetivos empresariales

6. Reconoce los desafíos éticos, analízalos y admite tus errores cuando sea necesario

En todo ámbito, se aconseja que el líder sea un verdadero modelo a seguir. Dar el ejemplo es la máxima que se comparte una y otra vez en cada libro de gurús sobre liderazgo ético, pero, ¿cómo se aplica en la vida real? En primer lugar, debes mantener los ojos abiertos y atentos al entorno para, así, reconocer de manera proactiva los desafíos éticos que el propio mercado te planteará. Tómate un minuto antes de decidir y analiza en profundidad si la conclusión a la que has llegado no se desvía de los valores empresariales. Enfrentar cada día de esta manera implicará para ti un continuo viaje introspectivo para visualizar a dónde quieres llegar, y más importante, cómo deseas hacerlo.

Enfréntate con valentía y sinceridad a todo aquello que el día te presente. Esfuérzate por comprender las complejidades éticas que rodean cada decisión y acción. Ve más allá de las apariencias y considera todas las perspectivas involucradas. Y si te equivocas, no dudes en reconocerlo. Admitir un error no es un acto de vulnerabilidad, sino de humildad. Sienta el precedente para los demás trabajadores. Sé un ejemplo tangible de responsabilidad y aprendizaje continuo.

7. Incorpora la responsabilidad social corporativa dentro de las estrategias empresariales

En la búsqueda del equilibrio entre los valores y los objetivos empresariales, la responsabilidad social corporativa (RSC) se presenta como un pilar fundamental del liderazgo ético. Lejos de las antiguas prácticas filantrópicas que se ejecutaban de manera esporádica en el pasado, esta tendencia tiene como finalidad contribuir de manera positiva y constante a la sociedad y al medio ambiente. Se trata de la mejor manera de reflejar los valores de la organización.

Para implementar acciones de responsabilidad social corporativa de forma exitosa, tienes que alinear los valores de la empresa con las preocupaciones de la sociedad. Identifica áreas en común y piensa cómo tu negocio puede contribuir de alguna manera. Puedes poner en práctica programas comunitarios o de sostenibilidad ambiental, políticas inclusivas, prácticas laborales responsables o la transparencia financiera, entre otras posibilidades. Al incorporar la RSC como parte esencial de tu liderazgo ético en la empresa, favoreces una buena reputación, impactas positivamente en la lealtad del cliente y atraes talento. ¿No te parecen excelentes oportunidades para aprovechar?

Valores de liderazgo y cultura empresarial, dos pilares del éxito

Los beneficios de adoptar el liderazgo ético en la gestión son múltiples. La honestidad establece la base para la confianza, esencial para la satisfacción y la retención del personal. El respeto fortalece las relaciones laborales y cohesiona al equipo, y la integridad garantiza la alineación de los valores y las decisiones. La justicia, al asegurar un trato equitativo y un acceso igualitario a oportunidades, crea una cultura organizacional propicia para el desarrollo individual y colectivo. Por su parte, la transparencia se erige como constructora de una cultura positiva, donde la apertura y la comunicación franca son moneda corriente.

Como ves, equilibrar los valores con los objetivos empresariales y tenerlos constantemente presentes en el proceso de toma de decisiones de liderazgo es vital. Esta armonización no solo consolida un ambiente ético, sino que también genera ventajas invaluables, como la retención del talento o el fortalecimiento de las relaciones internas. En última instancia, este enfoque no es únicamente una elección ética, sino una estrategia inteligente para el éxito a largo plazo de cualquier organización. ¿Te ha quedado claro qué es el liderazgo ético y por qué deberías implementarlo? ¿Estás preparado para sumarte al liderazgo basado en valores?

¿Estás buscando un software para organizar las tareas empresariales?

Prueba gratis Bitrix24

FAQ

¿Cuáles son algunos ejemplos de liderazgo ético?

Algunos ejemplos de liderazgo ético son:

  • Transparencia financiera.

  • Políticas anticorrupción.

  • Equidad salarial y de oportunidades de ascenso.

  • Iniciativas de responsabilidad social empresarial.

  • Cuidado del bienestar de los empleados.

  • Liderazgo participativo que valora las opiniones de todos.

  • Desarrollo del talento interno.

  • Compromiso ético con proveedores.

  • Gestión de crisis transparente.

  • Cultura de diversidad e inclusión.

¿Cómo pueden los líderes integrar efectivamente valores éticos en los objetivos empresariales?

Los líderes pueden integrar efectivamente los valores éticos en los objetivos empresariales al:

  • Establecer políticas claras.

  • Fomentar la transparencia en la toma de decisiones.

  • Promover una cultura organizacional basada en la integridad. 

  • Recompensar comportamientos éticos.

¿Cuáles son los principales desafíos para mantener un liderazgo ético en un entorno empresarial competitivo?

Entre los principales desafíos para mantener un liderazgo ético en un entorno empresarial competitivo, destacan los siguientes:

  • La búsqueda constante de resultados financieros.

  • La intensa competencia.

  • Las altas expectativas de los accionistas.

  • Una cultura organizacional negativa.

  • La globalización, representada en diferentes normas y prácticas comerciales.

  • Las presiones del tiempo y el estrés.

  • La falta de responsabilidades claras dentro de la empresa.

  • Los conflictos de intereses.

¿Cómo impacta el liderazgo ético en la cultura de la empresa y el desempeño de los empleados?

El liderazgo ético impacta en la cultura de la empresa y el desempeño de los empleados de manera positiva porque crea un entorno donde los empleados se sienten valorados y comprometidos. Esto se traduce en un buen clima laboral, cimentado en el respeto mutuo, así como en mayor lealtad, motivación y productividad. De este modo, los empleados se esfuerzan más por alcanzar los objetivos y al estar satisfechos, se incrementa la retención del talento en el largo plazo.

Lo Más Destacado
10 consejos profesionales sobre cómo tratar con compañeros de trabajo difíciles
10 mejores programas de contabilidad para pequeñas empresas
Las 10 mejores alternativas a Canva con plantillas para tus diseños
10 Herramientas esenciales para la gestión del tiempo
¿Qué es un plan de contingencia? 7 pasos para una planificación de contingencia sólida para tu empresa
Contenido
1. Define y alinea los valores de liderazgo y la cultura empresarial 2. Trabaja regularmente a favor de la integración de la ética en los negocios 3. Promueve la transparencia y la comunicación abierta 4. Incentiva la responsabilidad individual y colectiva como la base de la ética empresarial 5. Invierte regularmente en capacitación ética para ti y la plantilla  6. Reconoce los desafíos éticos, analízalos y admite tus errores cuando sea necesario 7. Incorpora la responsabilidad social corporativa dentro de las estrategias empresariales Valores de liderazgo y cultura empresarial, dos pilares del éxito FAQ
También te puede interesar
Blog
Webinars
Glosario

Free. Unlimited. Online.

Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más.

Empezar gratis
También te puede interesar
Marketing efectivo: ¿Cómo crear contenido para clientes fieles?
Marketing efectivo: ¿Cómo crear contenido para clientes fieles?
18 min de lectura
¿Qué es un perfil de cliente?
¿Qué es un perfil de cliente?
18 min de lectura
Marketing de correo electrónico: Una de las herramientas más poderosas del 2023
Marketing de correo electrónico: Una de las herramientas más poderosas del 2023
15 min de lectura